jueves, 17 de octubre de 2013

Las cartas de Logan

Como todos los cuentos, este no podría empezar de otra forma. Erase una vez, una pareja de hermanos que disfrutaban de un helado al filo de la piscina. Lis, la pequeña, se había caído hacía un rato y tenía una herida en la rodilla. Su hermano, Víctor, la había curado y ahora la consolaba. Siempre era igual, Víctor siempre cuidaba a su hermana, y eso era, según decía Víctor muy a menudo, porque él era su protector.
-          Y ¿por qué eres mi protector? Siempre me dices eso, Víctor, y nunca me quieres decir por qué. Siempre dices que cuando sea mayor me lo enseñarás, pues bien, ya soy mayor. – Dijo la pequeña Lis, aún con algunas lágrimas debidas al golpe en la rodilla.
-          Lo cierto es, que tienes razón. Tienes la edad apropiaba, 8 años. Con esa edad me lo encomendaron a mí.
-          ¿Quién? ¿Mamá y papá?, ¿el abuelo?
-          Nada de eso. Fue un mago. Ven, puedo enseñártelo. – Víctor llevo a Lis hasta su cuarto, sacó una caja de bombones que había bajo la cama y cuando la abrió había un montón de cartas. – Te las ordeno, y las lees. Así me creerás. La primera carta, apareció en mi almohada el día 9 de septiembre. Ten.

Martes, 9 de Septiembre de 2005
Querido Víctor,
Es un placer informarle que ha sido escogido para una misión muy importante. Necesitará valor, fuerza, destreza, y lo más importante, paciencia.
Mi nombre es Logan, el mago protector. Y necesito que encuentres una flor. Pero no una flor cualquiera, ésta es muy especial. Para ello te iré ayudando dejándote cartas como ésta.
Espero que seas lo suficientemente valiente, para aceptar esta misión. Si es así, escríbeme y deja tu primera carta en el jardín, junto a las flores que habéis plantado.
Un saludo, se despide:
Logan, el Mago Protector
PD: Esto debe de ser un secreto entre tú y yo.


-          ¡¡Vaya!! ¿Esto es de verdad? ¿Y qué pensaste cuando la leíste?
-          Pues la verdad, al principio pensé que era una broma. Pero a la mañana siguiente, cuando salí al jardín, las flores que habíamos plantado ya había crecido. Eso fue muy raro, ya sabes cuánto tardan en salir las flores. Así que pensé que podría haber sido el mago.
-          ¿Y no te dio miedo? ¿Le escribiste?
-          Claro que le escribí, debe estar por aquí. – Víctor cogió el puñado de cartas y comenzó a ordenarlas. – Toma, ésta es la siguiente.

Miércoles, 10 de Septiembre de 2005
Hola Logan,
Nunca había recibido una carta como ésta. Bueno ni como ésta ni ninguna para ser sincero. No sé si podré ayudarte a encontrar la flor. Todas las flores que hemos plantado están aquí. Me gustaría ayudarte, y tranquilo, mantendré el secreto.
Se despide con un saludo:
Víctor, el niño


-          Jajaja, ¿el niño? ¿por qué lo tachaste?
-          Él tenía puesto lo del mago y quedaba muy chulo. Quería poner algo igual que él, pero una vez lo escribí, no me gustó, y lo taché.
-          ¡Víctor! ¡La mesa!
-          Mamá me llama, Lis. Toma, lee. Están ordenadas. Baja cuando termines, no son muchas. Luego guárdalas otra vez.
Víctor dejó a su hermana en su habitación y bajó a poner la mesa, mientras, Lis siguió leyendo.

Sábado, 13 de Septiembre de 2005
Querido Víctor,
Me alegra mucho que hayas aceptado la misión. Lo cierto es, que si no lo hacías tú, dudo que pudiera hacerlo otra persona. Como habrás podido observar, soy un mago verdadero, hice crecer las flores en apenas un día. Pero esta flor que necesito que cuides, no es una flor cualquiera, y no puedo hacerla crecer yo. Deberás quedarte a su lado y cuidarla para que esté bien, con mucho mimo y delicadeza.
Pero antes de empezar esta misión mágica, deberías saber que como toda flor, antes tuvo que ser planta, y antes de planta, semilla.
Como habrás visto, dentro del sobre hay una semilla muy especial, se puede comer y sembrarse dentro de uno. Necesito Víctor, que le des esta semilla mágica a tu madre, sin que ella sepa lo que es. Cuando lo consigas, escríbeme y deja la carta junto a las flores del jardín.
Buena Suerte!
Logan, el Mago Protector

Martes, 16 de Septiembre de 2005.
Hola Logan, siento haber tardado. Pero mi madre últimamente no se encontraba bien. Ha estado vomitando mucho y pensé que no sería buena idea darle la semilla en ese estado.
Pero por fin lo he conseguido. Se ha quitado de fumar y después de comer suele decir, “ahora es cuando me fumaba mi cigarro”. En ese momento le dije, “ten una gragea para que no tengas más ganas”. Mi madre me sonrió, miro a mi padre y se la tomó. Y además me dio las gracias por estar atenta a ella.
Estoy muy emocionado por haber conseguido este primer paso, por haber “plantado la semilla” Espero impaciente la próxima carta.
Víctor, el jardinero

Miércoles, 17 de Septiembre de 2005.
Querido Víctor.
Me alegra mucho que hayas conseguido sembrar la flor. Y me alegra aún más, el modo en el que lo has hecho. Esta flor es muy especial y tu madre influirá en su crecimiento.
Tranquilo, la flor no será dañina para ella en ningún momento, veas los cambios que veas en tu madre.
Esta planta que va a crecer ahora, tiene un largo proceso. Y para que crezca bien deberás estar pendiente de tu madre, notando los distintos cambios. Si tiene frío, llévale una manta, si tiene hambre, un vaso de leche, y así.
La próxima carta la recibirás dentro de unos 6 meses.
Suerte!
Logan, el Mago Protector

Miércoles, 23 de Marzo de 2006
Querido Víctor,
Espero que todo haya ido bien en este tiempo.
Cuéntame, ¿Cómo va la planta?
Logan, el Mago Protector

Jueves, 24 de Marzo de 2006
Hola Logan, lo cierto es que ya estaba preocupado. Mamá está muy gorda y dijiste que no le haría daño, pero lo cierto es que le cuesta andar, se queja de que le duele la espalda debido a la barriga.
Prométeme que no le está haciendo daño a mi madre, sino le enseñaré todas las cartas.
Víctor.

Sábado, 26 de Marzo de 2006
Querido Víctor,
Todo por lo que está pasando  tu madre es normal, y por lo que dices, tanto ella como la flor van bien. Sigue así, dentro de 3 meses florecerá y entonces será cuando debas cuidarla.
Ten paciencia, vas en el buen camino.
Logan, el Mago Protector

Viernes, 3 de Junio de 2006
Logan, mi madre lleva todo el día en el hospital, no sé si será por la flor, yo la he cuidado bien y ahora no puedo verla. Si le pasa algo a mi madre por su culpa le juro que no se lo voy a perdonar.
¡V I C T O R!

Sábado, 4 de Junio de 2006
Querido Víctor,
Siento haberte tenido tan preocupado, debí advertirte del proceso final. Pero si tienes esta carta es que todo ha ido bien, y la flor crecerá junto a ti.
Un saludo, Víctor, el hermano protector.
Se despide:

Logan, el Mago Protector


------------------------------------

Con este relato pasé la segunda ronda del campeonato VERSUS
El tema era: Cuento infantil escrito en forma epistolar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada